30 mayo 2012

17 de abril de 2012 Año 54 de la Revolución Cro. Ismael León Almeida Autor del libro El torneo cubano de Ernest Hemingway Estimado Ismael: He estado al tanto de la carta que dirigiera al ministro del Turismo explicando los avatares del libro que sobre el Torneo Internacional de la pesca de la Aguja Ernest Hemingway presentó para su evaluación. Comoquiera que menciona en ella la respuesta recibida en la editorial José Martí, paso a realizar algunas consideraciones. Dicha editorial, adscrita a la institución que dirijo, es la primera que, con vistas a su implementación sucesiva en otras y como parte de actualización del modelo económico cubano, se convirtió en enero del presente año de unidad presupuestada a empresa, lo que, de acuerdo con los lineamientos aprobados por el VI Congreso del PCC, la obliga a calcular cuidadosamente gastos e ingresos. Este proceso en sus inicios es sumamente complejo, ya que el personal que trabaja en la editorial José Martí debe adaptarse paulatinamente a las nuevas condiciones de trabajo. Quizás la respuesta “el tema no tiene posibilidades” necesitaba de otros elementos que la hubieran hecho más comprensible, porque todos sabemos que el torneo de la pesca Ernest Hemingway no solo ha estado ligado al nombre del insigne escritor y periodista norteamericano, sino también que nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro estuvo estrechamente vinculado al certamen en los primeros años del proceso revolucionario y compartió con el autor de El viejo y el mar. A ello hay que sumarle, según testimonios de los compañeros de la editorial, que su libro El torneo cubano de Ernest Hemingway está muy bien escrito y narrado. Un volumen con las características del que nos ocupa, si se pretende publicar con la calidad que merece (papel, encuadernación, fotos...), conlleva una inversión que la editorial José Martí no está en condiciones de hacer, pues debe estabilizar mayor nivel de ingresos y disminución de gastos que coadyuven a que a mediano plazo puedan asumir publicaciones más costosas y de más calidad. Algunas de las que han salido a la luz en los últimos meses por ese sello editorial con las características antes descritas, fueron asumidas cuando la José Martí era aún una unidad presupuestada financiada por el Instituto Cubano del Libro, o, en muchos casos, fueron coediciones con otras instituciones nacionales e internacionales. No obviamos la posibilidad de que en un futuro la editorial pueda incluir en el plan del año la publicación de su libro, previo acuerdo con el Ministerio del Turismo, institución que podría situar parte de la tirada en puntos de venta de la red de tiendas y librerías de los hoteles subordinados a ella, de manera que su venta al turismo internacional –potencial comprador del libro- genere divisas que se reviertan en recuperar la inversión inicial y financiar otros proyectos editoriales. Antes de concluir, les reitero mis consideraciones hacia su persona, y a los compañeros de la editorial José Martí, deseando las haga extensivas a la dirección del Ministerio del Turismo. Fraternalmente Zuleica Romay Presidenta
Top Fishing      Websites at TopFishingSites.Com